El acoso escolar existe y lo podemos evitar

El acoso escolar es un tipo de violencia que puntualmente sufre o ejerce un alumno, y que forma parte de un proceso de 4 características que incrementan su gravedad:

  1. Suele implicar burlas, amenazas, intimidaciones, agresiones o insultos
  2. Se repite y prolonga en el tiempo y se sucede en el barrio, colegio, o trabajo
  3. Es provocado por un “agresor o matón”, apoyado en un grupo, contra una “víctima” indefensa que no puede salir por sí misma de la situación
  4. Se mantiene debido a la ignorancia o pasividad de los que rodean a los agresores y víctimas: “observadores pasivos”

Para el matón, es una forma de mostrar su poder sobre una victima que creen que no puede defenderse. Por eso la impunidad, la minimización y la conspiración del silencio que rodea a esta violencia es su principal aliado.

Consecuencias del Acoso Escolar

3 actores acoso escolar

Además,  en el colegio la violencia reduce la calidad de la vida de las personas, dificulta el logro de la transmisión de valores, y hace que aumenten los problemas y tensiones en en centro. En la sociedad,  el acoso escolar reproduce un modelo de organización social de dominio o sumisión, es decir, lo contrario de los valores democráticos de igualdad, tolerancia y paz con los que nos identificamos.

La erradicación del acoso escolar debe ser considerado como una tarea colectiva imprescindible para hacer de la escuela el lugar en el que se contruye la sociedad que deseamos tener, basada en el respeto mutuo. Maria José Díaz Aguado

Sucede todos los días en todos los colegios

Recientemente una triste noticia nos confirmó lo grave que puede ser para un niño o un adolescente sufrir en el colegio humillaciones. No comprender porqué a ti, te tratan así, qué tienes de rara/o, insoportable, estupida/o, gorda/o, tonta/o.

Os proponemos este artículo que trata sobre Carla Díaz, de 14 años, que se suicidó tirándose de un acantilado en Gijón el 11 de abril de 2013. Carla sufría acoso escolar. Dos de sus compañeras del colegio han sido ahora condenadas por un delito contra la integridad moral por acosar a la menor. Las dos chicas han reconocido los hechos y deben cumplir una pena de cuatro meses de tareas socioeducativas “orientadas a mejorar la empatía, mejora del control de impulsos y asunción de las consecuencias de sus actos”, según ha informado la Fiscalía de Oviedo.

Los insultos eran diarios y se producían en el colegio y en redes sociales como Facebook, Tuenti y Ask.fm. También descubrió que “las de siempre” le habían tirado a Carla agua de los servicios y que la habían agredido fuera del colegio. A la cara, le decían cosas como “topacio, un ojo para aquí y otro para el espacio”. En las redes, compartían imágenes de un POU (especie de Tamagochi) bizco al que llamaban Carla.

El acoso escolar a Carla fue contínuo durante 2012 y especialmente durante el principio de 2013. Un acoso en el que participaban más niñas pero que ellas encabezaban. El centro no tomó medidas contra ellas ni le comunicó la situación a sus padres.

Podemos pensar que hay centros donde esto no se dá debido a que hay una fuerte formación en una religión. No obstante un estudio ha demostrado que no existen diferencias de incidencia del acoso escolar por ello.

El estudio del Defensor del Pueblo del año 2000 que se realizó en sobre 3.000 alumnos de secundaria de 300 centros docentes públicos, privados y concertados de todo
el territorio español desveló en nuestros centros docentes se producen de manera constante y reiterada actitudes y comportamientos violentos, mayoritariamente entre los propios alumnos, que es preciso erradicar. El aula, los patios de recreo, los pasillos y los aseos, los alrededores del centro educativo.., son, con una frecuencia indeseable, escenario habitual de episodios violentos en los que hay agresores, víctimas y testigos que en alguna medida, a veces muy intensa, quedan marcados por ellos con el consiguiente deterioro de su desarrollo personal y social. 

Además reveló que la incidencia de acoso escolar es muy similar en todos los centros, no pudiendo descartarse ninguno, fuere cual fuere su metodología.

Una realidad que pone el acento en la necesidad de actuar por parte de todos para cambiarla. En el año 2006 se realizó un estudio de violencia escolar y maltrato entre iguales en el cual el porcentaje de incidencia total de alumnos víctimas de insultos pasó entre el 2000 y el 2006 del 39,1% al 27% y el de víctimas de motes ofensivos del 37,7% al 26%. Disminuyen también otros parámetros, pero permanecen igual conductas como la exclusión social más directa (no dejar participar), o ciertas formas de agresión física, así como las modalidades más graves de amenazas. El propio estudio indica que los resultados alcanzados son insuficientes, en la medida en que todavía están muy lejos de erradicar el problema por lo que es necesario seguir trabajando.

Aprendizaje Cooperativo como una parte de la solución

El grave problema que empezamos a reconocer reproduce un modelo de dominio-sumisión que representa la antítesis de lo que queremos ser.En necesario prestar atención a aquellos recursos que permitan establecer relaciones adecuadas con iguales basadas en el respeto mutuo.

El aprendizaje cooperativo debido a que necesita de todos los alumnos para avanzar, incluye y sorprende, dando oportunidades a cada alumno de darse a conocer en un contexto en el que se le necesita, de forma que aporta su talento y permite que se le conozca. Esto puede prevenir el acoso y la exclusión, proporcionando una adecuada integración escolar, incluso de los alumnos con dificultades para conseguirlo pues transforma el aula de competitiva a cooperativa.

En un mundo donde no se fomente la creencia de que es el más fuerte el que sobrevive, sino que sobrevive aquel que sabe relacionarse con los demás, seremos entonces capaces de erradicar la violencia en nuestras aulas. Ver la biología de la creencia del biólogo Bruce Lipton

Programas de Intervención psicológica en contextos educativos

Existen programas para formar a personas que pueden educar a los niños y adolescentes en valores y emociones. Para prevenir la violencia. El acoso escolar es una forma de violencia en la cual están involucrados todos. Incluídos los observadores pasivos que no les parece bien lo que se hace pero no hacen nada. ¿Cuántos observadores pasivos podrían haber intervenido apoyando a Carla?

Los observadores pasivos pueden hacer mucho bien para estas personas. La formación que se hace en el colegio para prevenir estos comportamientos pasa por fortalecer la seguridad de los pasivos y quitar la atención al agresor que se siente alentado por llamar la atención. Estos programas enseñan a ser valiente y no aceptar aquello que a los ojos de muchos niños no está bien, no es algo que les gustaría que les hicieran a ellos.  El apoyo de un grupo a una persona que sufre humillaciones supone la erradicación de las mismas.

En el caso de Carla presentado anteriormente, observamos que la rabia de la madre se canaliza contra las causantes del suicidio, no obstante, esto es así porque se encuentra sola. Si muchas personas apoyaran que es necesario hacer algo para evitarlo, esto impulsaría más la obligación de formar a las personas desde que son niños en conocerse y desarrollar habilidades emocionales que fomentarían un mundo más libre y pacífico. Y la madre apoyada por el resto de padres, podría empujar a que en el centro se propongan medidas educativas que prevengan estos comportamientos.

El mundo no está amenazado por malas personas,sino por aquellas que permiten la maldad (Albert Einstein)

El departamento de Psicología de la Educación de la Universidad Complutense de Madrid con Maria José Aguado al frente, una mujer apasionada por conseguir mejorar la sociedad a través de la educación, diseña, pone en práctica y mejora cada año un programa de intervención para prevenir el acoso escolar y la violencia, así como para la educación en valores. Este programa se desarrolla en 14 a 16 sesiones por clase repartidas en 4 meses escolares. Una hora a la semana durante 4 meses podría fomentar valores que impedirían tragedias diarias que sólo fomentan la baja autoestima o el miedo. Además, va acompañado de formación en aprendizaje cooperativo para profesores.

Si tienes interés en aplicarlo en tu centro escolar o asociación infantil puedes pedirnos más información sobre nuestra propuesta de intervención del programa de educación en valores y de prevención del acoso escolar en primaria, secundaria y bachillerato. Además también trabajamos de forma individualizada con tu hijo.

Pregúntanos sin compromiso info@elparquedelasemociones.com

recursos para acoso escolarPor último, te proponemos este artículo de recursos para tratar el acoso escolar en el que se detallan una gran lista de recursos educativos para sensibilizar y concienciar contra los malos tratos en la escuela.

También nos gustan mucho los consejos de María José Álvarez Molares Qué hago si a mi hijo le hacen bullying

 

 

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies