Educación de la Interioridad: inteligencia emocional e inteligencia espiritual (parte 2)

En el artículo primer artículo sobre Educación de la interioridad  para vivir desde la confianza radical, establecimos los conceptos basados en estudios científicos que confirman la necesidad de seguridad y confianza profunda del ser humano y como estos se basan en el tipo vínculo de apego materno del niño. También comentamos los 4 tipos o modelos de apego de los que habla Siegel: seguro, evitativo,  ambivalente y desorganizado, y las nefastas consecuencias de algunos de ellos…

Para lo que os acabeis de enganchar, repetimos aquí los 2 ultimos parrafos:


 

Resiliencia: es posible cambiar automatismos

La buena noticia es que los modelos de apego pueden trabajarse y posibilitar que la persona conecte con la confianza de fondo. A esta buena noticia, los neurocientíficos la han llamado “neuroplasticidad cerebral”: en contra de lo que se creía hasta no hace demasiado tiempo, estudios contrastados han demostrado que el cerebro es maleable, y que se pueden establecer en él nuevos circuitos o redes neuronales, así como “corregir” otras perjudiciales que previamente se habían instalado, lo que se denomina resiliencia, y esto nos capacita para ser más flexibles y fuertes frente a la tensión.

Interioridad: inteligencia emocional e inteligencia espiritual

Es aquí donde entra el trabajo psicológico y espiritual o, si se prefiere, el cuidado y el cultivo expresos de lo que hoy ya se conoce como la inteligencia emocional y la inteligencia espiritual. Y cuanto más temprano en la vida de la persona empiece ese cuidado, más notables serán los frutos cosechados, en beneficio tanto de la salud integral del sujeto, como de la mejora de sus relaciones y de su acción en favor de la sociedad. A todo ese trabajo, en cada vez más espacios educativos, se le suele designar como “educación de la interioridad”, y abraza los dos ámbitos citados.

Podemos definir la inteligencia emocional como la capacidad de nombrar y gestionar las propias emociones, y de relacionarnos con los demás constructivamente. Y la inteligencia espiritual como la capacidad de separar la consciencia de los pensamientos, dándonos cuenta de que somos más que el “yo” que nuestra mente piensa.

Ventajas de la Educación de la interioridad

¿Cuáles son las ventajas de educar en la interioridad? En el trabajo sobre la “interioridad” ocupa un lugar destacado las prácticas de atención plena o mindfulness, y de meditación. Gracias a ellas, el niño:
1) Encuentra dentro de sí una fuente permanente de serenidad, ecuanimidad, libertad y alegría
2) Experimenta que puede mejorar la relación con los otros
3) Empieza a ser capaz, de acuerdo a su edad, de responder de un modo adecuado y completo a la pregunta básica de todo ser humano: “¿quién soy yo?”.

Educación de la interioridad: “La gente no es consciente de las consecuencias científicamente probadas de dichas prácticas interiores. Ello llevaría a plantearse un enfoque totalmente nuevo en la educación” Daniel Siegel

Atención plena, mindfulness o meditación: fuente de ecuanimidad, de empatía y de bienestar

En realidad, las prácticas meditativas, vistas desde la neurociencia, constituyen un “programa prefrontal”. La zona prefrontal “equilibra” todo el movimiento cerebral, da lucidez y lo integra. El área prefrontal es la que vincula la corteza, el área límbica, el tronco del encéfalo, el cuerpo y hasta el mundo social en un todo coordinado y equilibrado. Por eso es fuente de ecuanimidad, de empatía y de bienestar.

Cuando, gracias a cualquier práctica meditativa, se centra la atención, se dispara la activación neuronal en el cerebro. Y cuando se dispara la activación neuronal, las conexiones cerebrales se fortalecen, dando como resultado un incremento en la capacidad de resiliencia, que nos capacita para ser más flexibles y fuertes frente a la tensión.

¿Cómo puede el desarrollo de la inteligencia emocional y de la inteligencia espiritual hacernos vivir en confianza?

El trabajo psicólogico o emocional ayuda a la persona a fortalecer o, en su caso, recuperar la seguridad afectiva, con todo lo que ello implica de lograr hacer pie en una plataforma desde la que, simultáneamente, armonizarse (unificarse) por dentro y desplegarse hacia fuera.

El trabajo espiritual, por su parte y en paralelo, busca dar respuesta a las “necesidades espirituales” para ayudar a la persona –sea niño, joven o adulto- a que experimente que el fondo de lo Real es fiable, y que ese fondo y su propio fondo es el mismo y único fondo, y que se halla siempre a salvo. Solo esta experiencia es fuente de seguridad inquebrantable y de libertad interior.

Los seres humanos nos encontramos con diferentes necesidades, que reclaman respuesta: corporales, psicológicas o emocionales y espirituales. Solo en la medida en que vamos respondiendo adecuadamente a todas ellas, crecemos en humanidad. El olvido de cualquiera de esas tres dimensiones producirá un desequilibrio o desarmonía que repercutirá en toda nuestra persona.

Como ha escrito el estudioso Francesc Torralba, “el ser humano, sea religioso o no, tiene unas necesidades de orden espiritual que no puede satisfacer ni desarrollar si no es cultivando la inteligencia espiritual”.

¿Cómo responde la educación en la interioridad a mis necesidades?

Entre estas necesidades, habría que señalar las siguientes: confianza, armonía, sentido, silencio, libertad, paz, plenitud, felicidad, unidad, compasión, verdad, bondad, belleza…

La educación de la interioridad busca responder a ellas de una manera ajustada, no teórica o conceptual, sino experiencial, facilitando que sea el niño quien experimente por sí mismo la presencia de cada una de esas realidades en su interior y en el interior de cada ser humano. Al fin y al cabo, más profundamente que el yo particular de cada cual, todos compartimos una misma y única Identidad. Ver esto es también un fruto que nos aporta el desarrollo de la inteligencia espiritual.

La educación de la interioridad, por tanto, pretende llevarnos a una comprensión experiencial de quienes somos, hasta descubrir que podemos anclarnos y descansar en todo momento en nuestra verdad más profunda. Porque lo que somos se halla siempre a salvo.

Siendo así, no me cabe duda de que la enseñanza de la interioridad llegará a revolucionar el sistema entero de la educación, tal como hoy habitualmente se entiende y se practica.

Este artículo de educación de la interioridad ha sido escrito por Enrique Martínez Lozano para El Parque de las Emociones, porque a ambos nos motiva la necesidad de cambio en el paradigma educativo de los niños y adolescentes y creemos que el trabajo personal de la interioridad forma parte de ese cambio, e intencionamos que sea algo cada vez más común y habitual.

Quiero leer la primera parte 

 

 

Emayo05-300x224nrique Martínez Lozano (Guadalaviar, Teruel, 1950) es psicoterapeuta, sociólogo y teólogo. Es autor de varios libros y se halla comprometido en la tarea de articular psicología y espiritualidad, abriendo nuevas perspectivas que favorezcan el crecimiento integral de la persona. Su trabajo asume y desarrolla la teoría transpersonal y el modelo no-dual de cognición.

 

BIBLIOGRAFÍA- Recomendable para quienes viven y/o trabajan con niños y adolescentes:

• Daniel SIEGEL – Tina PAYNE BRYSON, El cerebro del niño, Alba, Barcelona 2012.
• Daniel SIEGEL, Tormenta cerebral. El poder y el propósito del cerebro adolescente, Alba, Barcelona 2014.
• Ana ALONSO, Pedagogía de la interioridad. Aprender a “ser” desde uno mismo, Narcea, Madrid 2011.
• Enrique MARTÍNEZ LOZANO, Vida en plenitud. Apuntes para una espiritualidad transreligiosa, PPC, Madrid 2013.
• Enrique MARTÍNEZ LOZANO, Otro modo de ver, otro modo de vivir. Invitación a la no-dualidad, Desclée De Brouwer, Bilbao 2014.
• Programa “AULAS FELICES” (CPR “Juan de Lanuza”, Zaragoza): http://catedu.es/psicologiapositiva/
• Josean MANZANOS, Proyecto “EN TI”, Edelvives, Madrid 2014:
ixileku.josean@gmail.com

 

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR