Trata a tu hijo como te gustaría que le traten los demás

Aprender a reconocer y aceptar nuestras emociones de forma saludable debe comenzar desde la infancia. Es responsabilidad de los adultos ofrecer a los niños un lugar de tranquilidad. 10 sencillos derechos del niño que te ayudarán a elegir mejor qué hacer para que tus hij@s o alumn@s sean emocionalmente más inteligentes  y por lo tanto  más felices, espero los disfrutes:

10 derechos del niño para ser Emocionalmente Inteligente

Derecho a mostrar sus emociones

Derechos del niño 1. Los niños tienen derecho a mostrar su emociones. Lo primero a enseñar a un niño sobre sus sentimientos es la necesidad de mostrarlos de la mejor manera para él y para los demás. Me explico, una rabieta es una muestra de enfado, pero tirarse a patalear el suelo no es la mejor manera de mostrarlo. Fomentar que los pequeños puedan expresar lo que sienten es fundamental. Y.. atención… la mejor forma es por medio del ejemplo. Sí, nosotros los adultos también debemos hacerlo: si se está pasando por un momento difícil y se sienten deseos de llorar se debe hacer, sin importar que se encuentren presentes los niños. Por otro lado, hay una creencia de que diciéndole a tu hijo que no debe llorar, porque los hombres/mujeres no lloran, les estamos preparando para ser más fuertes… esto es un gran error. Ayudar a que los niños entiendan que no se deben avergonzar de sus emociones, que es algo totalmente normal y que a todas las personas les sucede, de manera que es importante que expresen lo que sienten, sobre todo cuando algo les duele, para que de esta forma sean personas sanas emocionalmente.

Derecho a aprender IE

Derechos del niño 2. Los niños tienen derecho a que se les enseñe el nombre de lo que sienten. Identificar las emociones, saber qué significan, cómo reconocerlas, qué valiosa información me están aportando.

Las emociones primarias son 6: Tristeza, Enfado, Asco, Miedo, Alegría y Sorpresa. ¿Sabemos reconocerlas? ¿ Qué nos quieren decir? Aprende más sobre emociones aquí

Derecho a saber que las emociones se gestionan

Derechos del niño 3. Los niños tienen derecho a saber que las emociones se gestionan. En El Parque de las Emociones preferimos emplear la palabra gestión a control, pues este término tiene una noción represora, autoritaria y a nosotros nos gusta más gestionarlas desde su comprensión. Un caso específico es la ira/enfado. El enfado es una emoción que está ahí para que pongamos límites a los demás. Nos dice que nos están haciendo algo que no nos gusta. Desde el punto de vista de un niño, él quiere su juguete y le da igual que haya que irse a dormir :), entonces se le explica lo que ocurre, que se entiende lo que le pasa, se le quiere (¡y mucho!) , pero es la hora de ir a dormir. Mira nuestra introducción a como gestionar las emociones aquí

Derecho a no ser un cubo de basura de las frustraciones de otros

Derechos del niño 4. Los niños tienen derecho a saber y entender que no son culpables de lo que les pasa a los adultos. Los niños no son el cubo donde volcar nuestra frustración del día. Ellos no tienen la culpa de que estemos cansados o enojados con nuestro jefe, pareja, amigo o lo más común… con nosotros mismos. Su vulnerabilidad es enorme y no saben diferenciar que lo está pasando es por algo ajeno a ellos. Generarán la creencia de que son culpables de cómo se sienten los demás, y el sentido de culpa hace a los niños manipulables: ahora… y mañana. Mañana cuando estén con amigos, con su pareja o con quien sea, también lo serán.

Derecho a comunicar

Derechos del niño 5. Los niños tienen derecho a comunicarnos sus emociones. A veces es difícil permitir que un niño nos diga la verdad de lo que le pasa, censuramos sin darnos cuenta y esto ocurre bien porque no sabemos hablar de emociones, o porque nos duele cuando nos las cuentan o porque da miedito, y entonces  se corta la conversación con un: bueno hijo ya pasará. Para lograr aconsejar a los niños cuando empiecen a experimentar emociones como el amor o la vergüenza es importante tener una buena comunicación con ellos, de tal forma que tengan la confianza de contarte todo lo que piensan. Y aquí, es muy importante resaltar que la sinceridad es la base de la confianza. Mentir para que no sufra es algo que está muy generalizado… pero esto no funciona para que mañana él te cuente su verdad. Mira nuestros artículos sobre habilidades sociales.


 ¿Y todo esto porque?

Pues porque un niño con sus necesidades emocionales satisfechas desarrollará sus talentos y buscará sus sueños, que otro que tiene que luchar primero por conseguirlas.

¿Y cómo lo hago si yo mismo, como adulto, no sé?

No sé gestionarme, me cuesta reconocer mis emociones… Si reconoces que este es tu caso, y quieres cambiarlo entonces, ¡enhorabuena!, quieres empezar el camino del cambio que empieza por descubrirte. Un camino apasionante y aviso caminantes… un camino que tiene de recorrido hasta donde tú quieras llegar, es como las matemáticas, puedes aprender los números, sumar y restar, hacer derivadas, álgebra, cálculo… hasta ser ingeniero o un doctor en matemáticas… y siempre puedes seguir investigando más. Recuerda que es una inteligencia más 😉

Desde El Parque de las Emociones animamos a todos los adultos a indagar en sí mismos, a buscar nuestra mejor versión, para dársela a los que más queremos y en primer lugar, para dárnosla a nosotros mismos…  Si quieres hacer algún curso de iniciación hay muchos de ellos. Mira en nuestra sección de actividades que proponemos

Nos encantan los comentarios. Si se te ocurre algún consejo/derecho a incluir por favor háznoslo saber. Muchas gracias por vuestra participación.

Por último me despido con una cita que me ha impactado poderosamente y os adjunto un vídeo en clave de humor sobre cómo tratamos a los niños y que no lo hacemos con los adultos.

 

Leave a Reply

XHTML: You can use these tags: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR